El retorno de la leyenda

208 goles es una marca imborrable en la mente de todo hincha. Es un detalle intachable en la historia del fútbol nacional y es motivo paraenaltecer a un ídolo. Estas fueron las veces en que Anthony de Ávila infló las redes rivales a nombre de América. Sin importar competencia, estadio, contrincante, clima o ciudad; ‘El Pitufo’ puso su firmar goleadora en el anecdotario de la gran historia americana. Nuestro goleador empezó como iniciaron los grandes de su época, jugando en las calles de su ciudad, en este caso, las de la bella Santa Marta. 

Anthony de Ávila

“¿Qué me sedujo a volver? Siempre he querido a América como si fuera mi padre o mi madre. Es una camiseta roja que la siento y, por ende, me gustaría toda la vida pertenecer a esta institución.”

Después de obtener la confianza del doctor Gabriel Ochoa Uribe y marcar su primer gol a Unión Magdalena en  1982, ‘El Pipa’ formó un lazo de lealtad indestructible con la ‘Banda del Diablo’ que lo llevó no solo a portar esta camiseta mientras jugó en el territorio nacional. Su paso por el exterior lo condujo a Argentina, Ecuador y Estados Unidos pero en Colombia su habilidad goleadora solo le perteneció A nuestra institución. Cómo olvidar su regreso en el año 2009 donde logró marcar en un clásico frente a Deportivo Cali, su víctima predilecta.Anthony siempre ha significado un amuleto de fortuna para la institución americana que hoy, septiembre del 2016, vuelve a beneficiarse con su estadía, aunque esta vez sin tener que vestirse de cortos.

“Entraré a las divisiones menores pare evaluar los componentes físicos, emociones y técnica de los delanteros. Además, buscaré prospectos a nivel local y nacional para arroparlos bajo nuestra canterana. Andaré por todo el país revisando jugadores para encontrar talentos e intentar tenerlos acá.”

De Ávila volvió a la casa americana con la labor de proveerle a los delanteros de la cantera toda su experiencia en frente de los arcos rivalesPrincipalmente, sus lecciones estarán dirigidas a estos jóvenes y buscará fundamentarlos intensamente en mejorar su técnica. Sin duda, tener a alguien que representa toda la gloria americana fundamentando a nuestros futuros depredadores del área, dará excelentes resultados. Sin embargo su labor no se limita a esto, Anthony también llevará por todo el territorio nacional el estandarte ‘Escarlata’ como veedor de nuestro equipo a la captura de nuevos talentos escondidos en nuestra basta geografía‘El Pitufo’ retornó a su casa donde su historia y su legado es cuestión de gigantes.

El trabajo de América es interesante aunque lo más importante es culminar el objetivo de ascender. Me imagino el momento del regreso a primera categoría porque por fin dejaremos de sufrir. Será una alegría de todo el pueblo por eso espero colaborar con esta meta.”

Compartir

Relacionados

Déjenos su comentario