Puro talento juvenil para el desafío de primera

El rojo vallecaucano viene encontrando una identidad de juego y una interesante combinación de experiencia y juventud. Hombres como nuestro capitán Ernesto Farías, el defensor Diego Hérner o el centrocampista Camilo Ayala, se convirtieron en nuestra columna vertebral, a pesar de eso, todo plantel necesita de la picardía e irreverencia de los juveniles, quienes con su desparpajo y talento se pueden llevar los aplausos de la afición.

Con la llegada de Juan Camilo Hernández, América ha conseguido incorporar para su regreso a primera división uno de los juveniles con mayor proyección del futbol suramericano. Sumado a lo que puede aportar el talentoso volante creativo pereirano, goleador de la categoría de ascenso, se juntará con otra realidad, pequeño también en años, pero gigante en talento, producto de nuestra cantera, Stiven Lucumí.

Con ‘Cucho’ y ‘Lucu’, la institución ‘Escarlata’ no solo asegura en sus filas a dos de los mejores jugadores menores de 22 años de nuestro país, también estará garantizando un juego vistoso, goles, rápidos desbordes y peligro permanente en las áreas de los rivales. Provenientes del Torneo Águila, esperan demostrar que el desafío de la liga no les será menor y consolidarán sus carreras vestidos de rojo.

De a poco se va logrando esa mixtura que tanto le gusta al entrenador Hernán Torres. Con un proceso que se viene consolidando desde el segundo semestre de 2016, el nuevo talento será el complemento perfecto para la férrea disciplina táctica que caracteriza los equipos de nuestro adiestrador y que nos permitirá luchar por la estrella 14 en esta temporada que se avecina.

Compartir

Relacionados

Déjenos su comentario