A MIRAR HACIA ADELANTE

América tuvo más posesión de balón pero el que hizo los goles fue Millonarios. La derrota de anoche por tres goles a cero frente al equipo capitalino es un duro golpe que tendremos que superar rápidamente para llegar en óptimas condiciones físicas y mentales al duelo del próximo domingo ante el Deportivo Cali.

El partido no pintaba mal para la ‘mechita’. Antes del minuto de juego, América ya estaba en el área rival, solo faltó finalizar bien la jugada. Millonarios no tardó en reaccionar, tres minutos más tarde, Quiñones remató pero Bejarano logró rechazar el balón. Esa fue la constante del primer tiempo, los ‘rojos’ con la bola y los ‘azules’ con las opciones.

Transcurrían 8 minutos cuando Duvier Riascos enganchó hacia su pierna hábil, eludió a su marca y remató cruzado. El balón se fue al fondo de la red. Con el uno a cero en contra, América se vio errático en marca y ataque, solo logró acercarse al arco local con un disparo de Mena, quien giró y pateó de media distancia.

Luego vino el segundo gol de Millonarios. El reloj marcaba el minuto 26, Henry Rojas cobró al segundo palo y ahí llegó Harold Mosquera para cabecear la pelota luego de adelantarse a su marca. Entonces América tomó el control del balón y alcanzó a llegar a la portería rival con una combinación entre Hernández y Lucumí pero el remate del último fue contenido por el arquero Sánchez que hizo bien el achique. La ‘mechita’ siguió creando ocasiones de gol: Mena, en jugada individual, eludió a dos hombres pero no remató, y Hernández lanzó un centro rastrero al punto penal que nadie llegó a finalizar. “Una obra incompleta”, tituló el narrador a las opciones de los ‘escarlatas’. Así acabó el primer tiempo.

En el segundo tiempo la ‘mechita’ arrancó pisando el arco rival pero luego fue pasando el tiempo y nuestro equipo perdió la intensidad que lo caracteriza. Y gracias a esa poca agresividad en marca llegó el tercer gol de Millonarios con un disparo potente de Quiñones.

El partido terminó y el local se llevó los tres puntos y los aplausos de su público. Por su parte América deberá mirar hacia adelante y arroparse del apoyo de su hinchada para llegar con actitud positiva al clásico regional del próximo domingo frente al Deportivo Cali en Palmaseca. Un clásico, seguramente, también sin hinchas visitantes.

Share Now

Related Post

Déjenos su comentario